viernes, 13 de noviembre de 2015

MANDALAS

¡¡¡ Hello !!!

¿Cómo estáis? I hope you're OK.

Hoy os quiero seguir hablando de terapias de relajación o meditación. El lunes os hablaba de los cuencos Tibetanos y hoy os quiero comentar como pueden los mándalas (o mandalas) relajarnos de esas duras jornadas de trabajo que tenemos.



Los mándalas son representaciones simbólicas espirituales y rituales del macrocosmos y el microcosmos utilizadas en el budismo y el hinduismo.

La palabra significa Círculo Sagrado. Es un símbolo de sanación, totalidad, unión e integración.

Básicamente son un círculo, ya que el círculo es la forma perfecta y nos representa el cosmos y la eternidad. Podríamos decir que todo en nuestra vida posee las formas del círculo. El sol, la luna, los planetas, el átomo, la célula,...

Los mándalas son útiles para la concentración, activación de la energía positiva, energetización de lugares y meditación profunda.

Son muchos los beneficios que nos ofrecen. Pueden ayudarnos a centrarnos cuando sufrimos de alguna alteración nerviosa, nos ayudan a relajarnos y a encontrar la paz interior.

Dentro de las múltiples técnicas de relajación orientales, se encuentra la de pintar mándalas. Son libros parecidos a los libros de colorear de los niños, donde viene la silueta y el resto en blanco para poder ser coloreado.

Esta técnica no requiere ninguna disciplina expresa, ya que consiste en colorearlo según los gustos estéticos e imaginativos. Lo pueden hacer personas de cualquier edad, siendo además una actividad que fortalece la creatividad.

Personalmente, el beneficio que obtienes después de estar un rato coloreando con esos lápices de colores de toda la vida, es espectacular. Por supuesto yo ya tengo mi libro de mándalas inspirado en Leonardo Da Vinci, lo encontré en FNAC. 

Habéis coloreado algún mándala??? Os gusto el resultado final???

Muchísimas G R A C I A S por leerme y espero haberte ayudado un poco en las dudas que puedas tener acerca del tema.

¡¡¡ Hasta pronto !!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario