viernes, 8 de abril de 2016

LA CEREMONIA DEL TÉ

¡¡¡ Hello !!!

¿ Cómo habéis pasado la semana ? I hope you're OK.

Hoy os quiero hacer un post muy agradable y relajante, ideal para ponerlo en práctica este fin de semana con los amigos.

Cómo ya os he comentado en otras ocasiones, me encantan las infusiones y lo que el momento conlleva, así que decidí investigar un poco sobre la ceremonia del té.

Os animáis a llevarla a la práctica...




La ceremonia del té es la preparación y el ofrecimiento ritualizados del té verde en polvo en presencia de invitados.

Aunque todo lo que haga el anfitrión va dirigido al disfrute de sus participantes, los invitados también tienen que implicarse ya que la ceremonia sirve para dar una lección de humildad a los participantes al concentrar la atención en la profunda belleza de los aspectos más sencillos de la naturaleza (el metal, la madera, la tierra, el fuego y el agua).

El objetivo de la ceremonia del té es el del budismo zen "vivir el momento" y todo lo que se haga está orientado para que participemos plenamente en la ceremonia.

Después de ser importado de China, el té verde empezó a beberse en monasterios y mansiones de la aristocracia del siglo XII.

Al principio, se utilizaba como medicina. Fue más adelante cuando la influencia de los maestros budistas pusieron en práctica estás técnicas para servir el té delante de sus invitados.

Los conceptos básicos que se quiere transmitir son la armonía, el respeto, la pureza, la belleza y la tranquilidad. Vivir un momento, por eso cada segundo es único e irrepetible y cada paso de la ceremonia se debe hacer con la máxima conciencia. No existen las prisas, ni el después, ni las preocupaciones,... sólo el ahora.

El objetivo principal del anfitrión es hacer todo lo posible para que sus invitados disfruten de esa sensación de paz y de disfrute de ese momento único e irrepetible.

Una ceremonia del té completa tiene una duración de 4 horas e incluye diferentes tipos de té (té ligero y té espeso) y una comida de productos que combine perfectamente con los sabores del té.

El espacio donde se realiza debería ser lo más simple posible para que la decoración no disperse la atención.

El invitado necesita conocer la ceremonia para que colabore en la armonía. 

La forma de beber el té es tomando la taza con la mano izquierda y estabilizándola con la mano derecha. Giraremos la taza para que la parte donde está la decoración quede en el lado de enfrente de donde vamos a beber. 

Beberemos el té y limpiaremos con los dedos por donde hemos bebido. Giramos nuevamente la taza para que la parte donde este la decoración quede frente a nosotros para admirar su belleza.

La ceremonia del té es un regalo que el anfitrión hace a sus invitados y estos agradecen y valoran ese honor.

Obviamente esta ceremonia necesita tiempo de aprendizaje, pero pienso que hay unos principios esenciales que se pueden realizar desde ya y son esos los que quiero transmitir con mi post.

Ahora a disfrutar de una maravillosa taza de té.

¿ Os ha gustado la idea ?

Muchísimas  G R A C I A S por leerme.

¡¡¡ Hasta pronto !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario