RUBOR NATURAL CON BENETINT DE BENEFIT

¡¡¡ Hello !!!

¡Qué rápido pasan las semanas! I hope you're OK.

En la entrada de hoy, vamos a hablar de por qué un rubor natural en las mejillas puede llegar a ser tan favorecedor en nuestro maquillaje diario.

Empezaré con el antes y el ahora del rubor y os daré mis impresiones sobre el BENETINT de BENEFIT.

Simplemente daros una pincelada. Es un producto que fue diseñado en un principio para "pintar" los pezones de una stripper, pero no te sonrojes y sigue leyendo...


Rubor natural con Benetint de Benefit


RUBOR NATURAL CON BENETINT  DE BENEFIT


Antes de nada ¿qué es el rubor? y como no, un poquito de historia sobre él.

Resulta que es un concepto que proviene de la lengua latina y que hace referencia a un color en concreto, que es el rojo.

Normalmente, se utiliza para hacer referencia al color que puede llegar a adoptar el rostro de ciertas personas cuando están nerviosas o avergonzadas. A mi ni con esas me salen los colores jajaja.

El enrojecimiento de la cara es una reacción fisiológica ante una emoción, aunque no está claro por qué se produce ya que no es en todos los casos.

Si hablamos de rubor en el maquillaje, nos referimos al toque final que hace lucir nuestras mejillas coloreados y porque no, lozanas y saludables.

Desde mi punto de vista, me parece fundamental para dar un aspecto saludable a cualquier rostro.

Deciros que esta costumbre no es actual ya que hace miles de años, las mujeres también buscaban lucir los pómulos sonrojados.

Según he podido leer en internet, fue durante los primeros siglos después de Cristo, en los Imperios Griego y Romano, las mujeres usaban ya maquillaje hecho con elementos naturales. El carmín era el favorito.

Fue en el Siglo XIII, cuando se empieza a sustituir el rojo por un rosa como la mejor manera de lucir las mejillas. Este tono rosa tenía un significado y era económico. Solamente las mujeres ricas de la época podían llevarlo.

Pero como nada es eterno, años más tarde en Francia, el rosado dejo paso nuevamente al rojo intenso, muy similar al que habían usado griegos y romanos.

Cerca del 1900, utilizar maquillaje para crear rubor en las mejillas era ya una autentica moda, y aquellas mujeres que no podían optar a los costosos productos que empezaban a comercializarse, se las ingeniaban de tal forma para conseguir excelentes resultados finales.

Los productos que se utilizaban era jugo de remolacha o simplemente pellizcarse ligeramente las mejillas. Aunque nunca se desvelaban esos secretos porque la intención, al igual que sucede hoy, es verse natural.

Está claro que una persona con cierto rubor mejora el aspecto de su rostro pero no debemos caer en dos errores muy comunes que echarían al traste nuestro maquillaje. Uno es la utilización de una tonalidad muy fuerte, el otro aplicar una cantidad excesiva del mismo.

Y esa es la historia del rubor o también conocido como blush. En 1920 estaba totalmente instalado como parte de los hábitos de maquillaje. 

Actualmente, contamos con una gran variedad de colores e incluso texturas. 

Y justamente, de textura va el producto descubierto el mes pasado, aunque ni mucho menos es un producto novedoso en el mercado.

El Benetint de Benefit se trata de un tinte ideal para utilizar en las mejillas y en los labios.

La marca nos indica que es el colorete líquido en color pétalo de rosa original que colorea tanto las mejillas como los labios durante horas.

Fue creado en los años 70, ya os decía yo que no era nuevo en el mercado jajaja, por una bailarina exótica. Benetint se convirtió rápidamente en un producto de culto. Estrellas, artistas del maquillaje y mujeres de todo el mundo lo adoran.

Puede ser ligero y sexy al igual que inocente y provocativo.

Es un líquido rojo intenso, muy oscuro, nada graso y con un aroma floral bastante agradable.

Su packaging nos puede hacer recordar a un esmalte de uñas ya que trae un pincel para utilizar. 

Una vez que aplicamos el producto ya sea en las mejillas como en los labios, lo debemos difuminar con el dedo. El resultado que obtenemos es un efecto buena cara instantáneo, totalmente natural.

He sido muy reticente a usarlo. No me llamaba mucho la atención su forma de aplicación. No nos vamos a engañar, pasar una brocha es más fácil y rápido. 

No obstante, me ha sorprendido muy gratamente el resultado que deja en la piel tanto de naturalidad como de duración. Aplicado en las mejillas parece como su estuviéramos ruborizadas y en los labios crea ese efecto de labio "recién mordido" o "tono piruleta".

La forma de aplicarlo es mediante tres trazos paralelos en la mejilla y a continuación dar toquecitos con los dedos hasta difuminar el producto. Mi consejo es ir aplicando el producto poco a poco y primero, un lado, difuminar y luego, aplicar color en el otro lado y difuminar. Si se seca, el tinte se queda ahí y no se puede extender. 

CUIDADO con el dedo que usas para difuminar porque por desgracia, también se va a poner colorado jajaja. 

Salvo ese pequeño detalle, me parece un producto fantástico. Ha sido mi descubrimiento del mes pasado y sin lugar a dudas se ha convertido en un imprescindible en mi neceser. Eso sí, básicamente siempre lo utilizo para sonrojar mis mejillas ya que para los labios me parece un pelín seco.

El que yo tengo es una minitalla de 4 ml que venía en un kit que se llama SUGAR LICIOUS y traía varios productos monísimos, como todo lo de BENEFIT.

Venden dos tamaños, el original es de 12,5 ml y su precio es de +/- 36 euros y la talla especial de 4 ml cuesta +/- 14 euros.


Deseo hayáis pasado un rato entretenido.


Muchísimas G R A C I A S por leer mi blog, compartir y dejadme vuestros comentarios.

¡¡¡ Hasta pronto !!!

Comentarios

¿TE GUSTA LO QUE LEES? SUSCRIBITE POR CORREO AQUÍ

ENTRADAS DESTACADAS

CREMA DECOLORANTE - CYGNETIC

ELECCIÓN POUR FEMME MERCADONA

La importancia de las abejas